La isla del día de antes.pdf

La isla del día de antes

Umberto Eco

Tras el éxito de El nombre de la rosa y El péndulo de Foucault, Umberto Eco vuelve con una novela filosófica y a la vez de aventuras para indagar con el poder de la imaginación los fallos y pecados de nuestra realidad. En el verano de 1963 un náufrago, Roberto de la Grive, llega a una nave abandonada en los Mares del Sur donde encuentra sólo animales desconocidos y máquinas extrañas. Frente a la nave hay una isla de ensueño, tan cercana como inalcanzable. Confinado en este exiguo espacio y perdido en el vasto mar, Roberto nos pone al corriente sobre su pasado a través de las cartas que escribe a una enigmática «Señora». Pero Roberto ha viajado hasta allí con una misión muy concreta: resolver el misterio por el cual pugnan las nuevas potencias de la época, el secreto del Punto Fijo. Reseña:«Un genio inagotable, voraz, que construye y deconstruye sin cesar, de inteligencia deslumbrante y humorística cuando hace falta... En La isla del día de antes conjuga de forma barroca y apasionante erudición histórica, ironía, equívocos y pasión por el narrar en general.»Mercedes Monmany, ABC.

La isla del día de antes ( Eco, Umberto) [2159264 - LB287] Novela italiana Siglo XX Plaza & Janés. Barcelona. 1997. 18 cm. 587 p. Encuadernación en tapa blanda de editorial ilustrada. Colección 'Biblioteca de autor / Umberto Eco', numero coleccion(3). Eco, Umberto 1932-2016.

8.19 MB Tamaño del archivo
9788497593847 ISBN
Gratis PRECIO
La isla del día de antes.pdf

Tecnología

PC e Mac

Lea el libro electrónico inmediatamente después de descargarlo mediante "Leer ahora" en su navegador o con el software de lectura gratuito Adobe Digital Editions.

iOS & Android

Para tabletas y teléfonos inteligentes: nuestra aplicación gratuita de lectura tolino

eBook Reader

Descargue el libro electrónico directamente al lector en la tienda www.stayrightsign.org o transfiéralo con el software gratuito Sony READER FOR PC / Mac o Adobe Digital Editions.

Reader

Después de la sincronización automática, abra el libro electrónico en el lector o transfiéralo manualmente a su dispositivo tolino utilizando el software gratuito Adobe Digital Editions.

Notas actuales

avatar
Sofi Voighua

La isla del día de antes (en la edición original en italiano: L'isola del giorno prima) es una novela de Umberto Eco publicada en 1994. [1] Está ambientada en el siglo XVII. El protagonista, un joven aristócrata italiano náufrago en el Pacífico, se refugia en un barco abandonado junto a la línea de cambio de fecha. En la soledad rememora sus vivencias y su pasado.

avatar
Mattio Mazios

3 Jul 2016 ... Cuando José Monge Cruz, Camarón de la Isla, falleció en Badalona el 2 ... Pocos meses antes, justo el día de San José, Dolores Montoya (La ... No obstante, antes de las 12 am conviene dar un paseo por Tonsai beach para disfrutar de los espectáculos de fuego que organizan cada día los locales. Allí ...

avatar
Noe Schulzzo

1/6/2017 · A este primer éxito siguieron El péndulo de Foucault, La isla del día de antes, Baudolino, La misteriosa llama de la reina Loana, El cementerio de Praga y Número Cero. De la estupidez a la locura es la obra póstuma de Umberto Eco, que el autor entregó a imprenta pocos días antes de morir, el 19 de febrero de 2016. Resumen del libro: La isla del día de antes: En el verano de 1963 un náufrago, Roberto de la Grive, llega a una nave abandonada en los Mares del Sur donde encuentra sólo animales desconocidos y máquinas extrañas. Frente a la nave hay una isla de ensueño, tan cercana como inalcanzable.

avatar
Jason Statham

La isla del día de antes book. Read 632 reviews from the world's largest community for readers. En el verano de 1963 y en los Mares del Sur, Roberto de l...

avatar
Jessica Kolhmann

En La isla del día de antes conjuga de forma barroca y apasionante erudición histórica, ironía, equívocos y pasión por el narrar en general.» Mercedes Monmany, ABC Leer más Leer menos Vivo en el faro de la isla del día de antes. Solo. Uno no está solo por casualidad. La isla está hoy día alejada de las rutas comerciales marítmas, por lo que en el faro apenas tengo trabajo y eso me permite prestar más atención al mundo que tengo en mi cabeza que al que me rodea, lo cual a menudo es poco recomendable.