Caperucita roja.pdf

Caperucita roja

Bel Olid

Una nueva visión del cuento clásico troquelado de siempre con una adaptación moderna de los cuentos y leyendas más célebres. ¡Revive la hora del cuento!.

Tela de Caperucita Roja. Popelín de calidad 200 hilos. Ancho 140 cm. ¡No te pierdas las telas de personajes de cuentos y de Disney en CatyPrado!

8.62 MB Tamaño del archivo
9788491012467 ISBN
Gratis PRECIO
Caperucita roja.pdf

Tecnología

PC e Mac

Lea el libro electrónico inmediatamente después de descargarlo mediante "Leer ahora" en su navegador o con el software de lectura gratuito Adobe Digital Editions.

iOS & Android

Para tabletas y teléfonos inteligentes: nuestra aplicación gratuita de lectura tolino

eBook Reader

Descargue el libro electrónico directamente al lector en la tienda www.stayrightsign.org o transfiéralo con el software gratuito Sony READER FOR PC / Mac o Adobe Digital Editions.

Reader

Después de la sincronización automática, abra el libro electrónico en el lector o transfiéralo manualmente a su dispositivo tolino utilizando el software gratuito Adobe Digital Editions.

Notas actuales

avatar
Sofi Voighua

Caperucita Roja pensó: “Ya no te volverás a desviar en toda tu vida del camino, si tu madre te lo ha prohibido.” También se cuenta que, una vez, Caperucita Roja le llevó pastas de nuevo a la abuela, y otro lobo le habló y la quiso desviar del camino.

avatar
Mattio Mazios

Directed by Roberto Rodríguez. With María Gracia, Manuel 'Loco' Valdés, Santanón, Prudencia Grifell. The classic story of the Red Riding Hood spiced up by a couple of funny characters like the dog Duke, companion to the girl in her adventures, and the stinky Skunk, henchman to the Wolf.

avatar
Noe Schulzzo

Y así comienza la historia de caperucita roja… Caperucita era una pequeña niña que amaba a su abuela, quien vivía en el medio del bosque, y siempre que podía la ayudaba con las tareas de la casa y se quedaba a tomar el té con ella por las tardes.

avatar
Jason Statham

Caperucita Roja levantó sus ojos, y cuando vio los rayos del sol danzando aquí y allá entre los árboles, y vio las bellas flores y el canto de los pájaros, pensó: “Supongo que podría llevarle unas de estas flores frescas a mi abuelita y que le encantarán. Además, aún es muy temprano y no habrá problema si me atraso un poquito, siempre llegaré a buena hora.”

avatar
Jessica Kolhmann

Caperucita Roja – «Abuelita, qué ojos más grandes tienes», – dijo extrañamente. – Deberían verte mejor» – dijo el lobo y laboriosamente imitó la voz de la abuela. – Abuela, pero qué orejas tan grandes tienes» – dijo otra vez Caperucita Roja, sin entender por qué su abuela parecía tan cambiada.