El nabo gigante.pdf

El nabo gigante

Carles Cano

Un hombre tenía un huerto con toda clase de hortalizas, y a todas les decía: creced y haceos grandes. Y resultó que un nabo le hizo caso y se hizo GRANDE, ENORME, GIGANTE. Cuando intentó arrancarlo no tenía suficientes fuerzas, y llamó a su mujer. Entre los dos tampoco pudieron, y llamaron a la vaca, y al perro, y al gato y... ¿lo conseguirán entre todos?.

18/mai/2018 - El nabo gigante es un cuento popular anónimo de la antigua Rusia, recopilado por primera vez en el siglo XIX por el escritor Aleksei Tolstoy. Este cuento nos brinda muchas posibilades de explotación en la clase de español. Con él podemos trabajar los números, los animales de la granja, los colores, algunas hortalizas, … El Nabo Gigante Alekseï Nikolaevich Tolstoï; Niamh Sharkey Recopilado por primera vez en el siglo diecinueve en Rusia por Aleksei Tolstoy, este cuento posee todos los ingredientes de un divertido cuento popular para niños hasta los cinco años y para los que empiezan a leer.

6.96 MB Tamaño del archivo
9788494175770 ISBN
Gratis PRECIO
El nabo gigante.pdf

Tecnología

PC e Mac

Lea el libro electrónico inmediatamente después de descargarlo mediante "Leer ahora" en su navegador o con el software de lectura gratuito Adobe Digital Editions.

iOS & Android

Para tabletas y teléfonos inteligentes: nuestra aplicación gratuita de lectura tolino

eBook Reader

Descargue el libro electrónico directamente al lector en la tienda www.stayrightsign.org o transfiéralo con el software gratuito Sony READER FOR PC / Mac o Adobe Digital Editions.

Reader

Después de la sincronización automática, abra el libro electrónico en el lector o transfiéralo manualmente a su dispositivo tolino utilizando el software gratuito Adobe Digital Editions.

Notas actuales

avatar
Sofi Voighua

El nabo gigante.pdf - Google Drive ...

avatar
Mattio Mazios

30/08/2014 De hecho parecía gigante Un buen día del mes de setiembre, el viejo campesino se levantó de la cama, oyó el aire fresco del otoño y dijo. Es hora de arrancar ese nabo y salió al jardín. El campesino agarró el nabo y jaló y jaló con todas sus fuerzas, pero el nabo no se …

avatar
Noe Schulzzo

Pero el nabo no se movía. - Será mejor que tiremos los dos - dijo su mujer. Así fue que tiraron y tiraron, pero tampoco esta vez se movió el nabo. Unos niños que volvían a casa al acabar la clase en el colegio se pararon a mirar. - ¡Eh, Juanito! - dijo el señor Dimitroff. Ven y ayúdanos a sacar este nabo. El nabo gigante Ilustración: Ivó Valdivielso, «Vestby» Cuando los hombres aún dialogaban con los animales y con las plantas, hete aquí que, en un frío y verde paraje de Europa, vivía una pareja de ancianos campesinos que cuidaba con esmero su granja.

avatar
Jason Statham

El nabo gigante, de Alekséi Tolstói El escritor Alekséi Tolstói fue quien, en el siglo XIX, escribió esta versión de la historia popular rusa del nabo gigante, ideal para contar a los chicos del kinder por su lenguaje sencillo y su carácter repetitivo y predecible. Pero el nabo no se movía. - Será mejor que tiremos los dos - dijo su mujer. Así fue que tiraron y tiraron, pero tampoco esta vez se movió el nabo. Unos niños que volvían a casa al acabar la clase en el colegio se pararon a mirar. - ¡Eh, Juanito! - dijo el señor Dimitroff. Ven y ayúdanos a sacar este nabo.

avatar
Jessica Kolhmann

· El nabo gigante : cuento popular de la antigua Rusia / adaptado por María Elena Cuter ; ilustrado por Diego Moscato ; recopilado por Alexei Tolstoy. - 1a ed. - Ciudad Autónoma de Buenos Aires: Instituto Internacional de Planeamiento de la Educación IIPE-Unesco, 2012. Recurso Electrónico.