La noche del pequeño búho.pdf

La noche del pequeño búho

Divya Srinivasan

Es de noche en el bosque y el pequeño búho se despierta de su sueño diurno para ir a ver a sus amigos y disfrutar de la noche. El erizo huele las setas, la mofeta mordisquea bayas, la rana croa y el grillo canta. La luna llena se eleva y el pequeño búho no puede entender cómo alguien podría perderse todo aquello. ¿Es el día tan maravilloso como la noche? Mamá búho empieza a describírselo, pero a medida que va saliendo el sol, el pequeño búho va cayendo dormido.

Es de noche en el bosque y el pequeño búho se despierta de su sueño diurno para ir a ver a sus amigos y disfrutar de la noche. El erizo huele las setas, la mofeta mordisquea bayas, la rana croa y el grillo canta. La luna llena se eleva y el pequeño búho no puede entender cómo alguien podría perderse todo aquello. Es de noche en el bosque y el pequeño búho se despierta de su sueño diurno para ir a ver a sus amigos y disfrutar de la noche. El erizo huele las setas, la mofeta mordisquea bayas, la rana croa y el grillo canta. La luna llena se eleva y el pequeño búho no puede entender cómo alguien podría perderse todo aquello.

9.63 MB Tamaño del archivo
9788416648320 ISBN
La noche del pequeño búho.pdf

Tecnología

PC e Mac

Lea el libro electrónico inmediatamente después de descargarlo mediante "Leer ahora" en su navegador o con el software de lectura gratuito Adobe Digital Editions.

iOS & Android

Para tabletas y teléfonos inteligentes: nuestra aplicación gratuita de lectura tolino

eBook Reader

Descargue el libro electrónico directamente al lector en la tienda www.stayrightsign.org o transfiéralo con el software gratuito Sony READER FOR PC / Mac o Adobe Digital Editions.

Reader

Después de la sincronización automática, abra el libro electrónico en el lector o transfiéralo manualmente a su dispositivo tolino utilizando el software gratuito Adobe Digital Editions.

Notas actuales

avatar
Sofi Voighua

La pequeña rapaz nocturna, sospecho que no pasó de la segunda noche. En el mismo lugar donde la deposité, unas pocas plumas agarradas a un reseco tomillo me dieron la pista inexorable. Lo demás, es una larga serie de hipótesis que ya no me interesan. Ahora, la muerte del pequeño búho, reforzará las posibilidades de éxito del segundo.

avatar
Mattio Mazios

La noche siempre ha sido tema para mitos y leyendas relacionadas con animales y ... El búho es el ave rapaz nocturna (cazadora) más grande de Chile y uno de ... La terrible historia detrás de "La Pequeña Casa en la Pradera": Violencia, ...

avatar
Noe Schulzzo

Y el pequeño búho debería estar durmiendo, pero siente curiosidad y no puede cerrar los ojos de nuevo. El bosque que él conoce tan bien por la noche es completamente diferente (y emocionante) durante el día. Después de ver bailar a las mariposas, cómo juegan los cachorros y su primer arcoíris, el pequeño búho regresa a su árbol.

avatar
Jason Statham

En esta línea, el búho es el mandamás de la noche y el señor de las almas. Un mal entendido sobre las relaciones de significados de este animal, puede desembocar en relacionar a los búhos con la muerte. Debe estar claro que el búho era honorado como guardador de los espíritus, la conexión entre nuestro planeta con los otros. Es de noche en el bosque y el pequeño búho se despierta de su sueño diurno para ir a ver a sus amigos y disfrutar de la noche. El erizo huele las setas, la mofeta mordisquea bayas, la rana croa y el grillo canta. La luna llena se eleva y el pequeño búho no puede entender cómo alguien podría perderse todo aquello.

avatar
Jessica Kolhmann

Es de noche en el bosque y el pequeño búho se despierta de su sueño diurno para ir a ver a sus amigos y disfrutar de la noche. El erizo huele las setas, la mofeta mordisquea bayas, la rana croa y el grillo canta. La luna llena se eleva y el pequeño búho no puede entender cómo alguien podría perderse todo aquello. Esas preguntas y muchas otras pasaban continuamente por la cabeza de un pequeño búho que se pasaba todas las noches contemplando el firmamento nocturno habitado por mil estrellas. Todas y cada una de ellas eran viejas conocidas del pequeño búho, fieles compañeras que lo arropaban con su brillo noche tras noche.