La verdadera profecía.pdf

La verdadera profecía

none

A lo largo de esta obra, que se encuentra dentro del género fantástico, se van desgranando una serie de aventuras en las que tiene cabida el amor y, a veces, pequeñas dosis de humor negro, que su protagonista debe superar para llegar a alcanzar la preparación necesaria para el papel que se le ha asignado en esta aventura. ¿Te atreves a conocer La Verdadera Profecía?.

La verdadera profecía que el apóstol Pablo recomienda para los cristianos es la de edificar, exhortar y consolar a los hermanos y no se trata de ningún tipo de adivinación. Veamos: 1 Corintios 14:3 y 4. Pero el que profetiza habla a los hombres para edificación, exhortación y consolación. Una profecía es un mensaje inspirado por Dios, una revelación divina. La Biblia dice que los profetas “hablaron de parte de Dios al ser llevados por espíritu santo” ( 2 Pedro 1:20, 21 ). Así que un profeta es alguien que recibe un mensaje de Dios y lo transmite a otras personas ( Hechos 3:18 ).

5.79 MB Tamaño del archivo
9788416799091 ISBN
La verdadera profecía.pdf

Tecnología

PC e Mac

Lea el libro electrónico inmediatamente después de descargarlo mediante "Leer ahora" en su navegador o con el software de lectura gratuito Adobe Digital Editions.

iOS & Android

Para tabletas y teléfonos inteligentes: nuestra aplicación gratuita de lectura tolino

eBook Reader

Descargue el libro electrónico directamente al lector en la tienda www.stayrightsign.org o transfiéralo con el software gratuito Sony READER FOR PC / Mac o Adobe Digital Editions.

Reader

Después de la sincronización automática, abra el libro electrónico en el lector o transfiéralo manualmente a su dispositivo tolino utilizando el software gratuito Adobe Digital Editions.

Notas actuales

avatar
Sofi Voighua

Buy La Verdadera Profecía by Luis Celaa Morales (Hardcover) online at Lulu. Visit the Lulu Marketplace for product details, ratings, and reviews. Blog "La Verdadera Profecía" (2009-2014) Luis Celaá Morales - Recopilación de las mejores entradas en mi blog literario de "La Verdadera Profecía". Son ya cinco

avatar
Mattio Mazios

La Verdadera Profecía, Madrid, m. 198 likes. Página sobre los libros de Luis Celaá Versículos de la Biblia sobre la Profecía - Si tengo el don de profecía y entiendo todos los misterios y… Porque la profecía no ha tenido su origen en la voluntad humana… Cuídense de los falsos profetas. Vienen a ustedes disfrazados de ovejas, pero… Sométanlo todo a prueba, aférrense a lo bueno, eviten toda clase de mal… Queridos hermanos, no crean a cualquiera que pretenda ...

avatar
Noe Schulzzo

Yo creo en la profecía y la practico en mi vida, pero toda profecía debemos probarla, saber si es verdad o no, si fue el Padre Celestial el que la habló, o es una palabra de un hombre o del mismo enemigo. Las Escrituras nos dan la respuesta de cómo saber si una profecía es verdadera o no, leamos lo que dice Deuteronomio 18:21-22

avatar
Jason Statham

La Verdadera Profecía Resumen del Libro: A lo largo de esta genial historia, la cual se encuentra dentro del genero de la Fantasia, se van desgranando poco a poco una serie de maravillosas aventuras en las que tiene cabida el amor y, algunas veces, pequenas dosis de humor negro, que su protagonista debe superar para llegar a alcanzar la preparacion necesaria para el papel que se le ha ... Ahora bien, en la biblia se presentan dos clases de profecia: la verdadera y la falsa. Lea en Deutoronomio 18:20-22, que habla sobre los profetas que hablaban palabras que Dios no les habia enviado a hablar. De ahí entendemos que había profecía falsa y profecía verdadera. Lo engañoso queriendo substituir lo verdadero, lo que proviene de Dios.

avatar
Jessica Kolhmann

Ellos dan una visión general de la historia y la profecía de la verdadera Iglesia de Dios. En medio de las iglesias. En Apocalipsis 1:12, Juan se vuelve hacia la poderosa voz que escuchó y ve “siete candeleros de oro”, o lámparas. Estas lámparas de oro simbolizan las siete eras sucesivas de la Iglesia (versículo 20). Sobre "La Profecía Hoy", Floristán 839s. [2] Dt 13.1ss; 18.15ss; Jer 14.14; 27.15; 9.9,21; Is 28.10-15. [3] Es en efecto lo mismo que ordena Pablo en 1Co 14, y es lo que expusieron los