Los templos griegos.pdf

Los templos griegos

Tony Spawforth

La belleza y ejecución de los templos griegos ha sido motivo de admiración durante siglos. Su diseño y construcción no se han superado. Los ejemplos mejor conservados, como el Partenón ateniense, el templo de Segesta en Sicilia o los de Paestum en el sur de Italia, siguen despertando nuestro respeto e imaginación. El presente libro, el primer estudio que los aborda en su totalidad, nos narra su historia como fenómeno cultural, al tiempo que se ocupa de su extensión desde Libia hasta Ucrania, y su relación con los ámbitos de la religión, la política, el arte y la arquitectura tanto de la Grecia clásica como la de Antigüedad tardía.

Los templos griegos se dedican al culto de sus divinidades, aunque lo único imprescindible para sus ceremonias era un altar al aire libre, sin embargo, cuando comenzaron a realizar estatuas a sus divinidades, tuvieron que darles cobijo, construyéndose los templos como ‘ casas de dioses ’ y no como un lugar para albergar a los fieles. Los templos griegos pasaron de ser pequeños edificios de adobe, en los siglos IX y VIII a. c., a edificios monumentales con dos salas que alcanzaron fácilmente los xx metros de altura, sin contar el tejado durante el siglo VI a. c.

6.79 MB Tamaño del archivo
9788446025696 ISBN
Los templos griegos.pdf

Tecnología

PC e Mac

Lea el libro electrónico inmediatamente después de descargarlo mediante "Leer ahora" en su navegador o con el software de lectura gratuito Adobe Digital Editions.

iOS & Android

Para tabletas y teléfonos inteligentes: nuestra aplicación gratuita de lectura tolino

eBook Reader

Descargue el libro electrónico directamente al lector en la tienda www.stayrightsign.org o transfiéralo con el software gratuito Sony READER FOR PC / Mac o Adobe Digital Editions.

Reader

Después de la sincronización automática, abra el libro electrónico en el lector o transfiéralo manualmente a su dispositivo tolino utilizando el software gratuito Adobe Digital Editions.

Notas actuales

avatar
Sofi Voighua

La decoración de los templos Órdenes arquitectónicos Dórico se inicia en la Grecia continental y en las colonias occidentales a partir del siglo VII a.C. Se caracteriza por su rigor y cierta rigidez de sus líneas geométricas, que recuerda el paso de la arquitectura en madera a la piedra. Cuáles fueron los estilos de los templos griegos. Los sucesivos perfeccionamientos que sufrieron los templos griegos originaron varios estilos , como podemos ver: Dóricos: se caracterizaron por ser de poca altura con columnas gruesas de friso acanalado , como por ejemplo el Partenón de Atenas, Templo de Poseidón en Sounion, Templo de Hera en Paestum, Templo de Hefesto en Atenas, Templo de Apolo en …

avatar
Mattio Mazios

El templo griego (en griego antiguo ναός naós 'templo',​ diferente semánticamente al latín templum,-i) era una estructura construida para albergar la imagen ... El templo es el edificio más característico de la arquitectura griega. Básicamente consistía en un recinto de planta rectangular, rodeado de columnas, cubierto ...

avatar
Noe Schulzzo

Templo De Apolo Epicurius El templo de Apolo Epicuro es un templo griego inusual que se encuentra en la ladera de la montaña, en el Peloponeso, en el sitio arqueológico Bassae. La razón de la irregularidad … 21/08/2020

avatar
Jason Statham

Palabras clave: templo griego, santuario, témenos, genius loci, hierofanía. Abstract • This essay seeks to characterize the relationship between several factors ... Muchas de estas construcciones se encuentran en mejor estado hoy en día que las ruinas se Grecia, por lo que visitar estos templos es uno de los principales ...

avatar
Jessica Kolhmann

Templo de Edfu en los períodos del reino antiguo, medio y nuevo. La ciudad de Edfu es conocida también por varios otros nombres. Los antiguos egipcios, por ejemplo, conocían la ciudad como Behdet, mientras que los griegos y los romanos la llamaban Apolonópolis. Los dioses “vivían” en templos, verdaderas obras de arte arquitectónicas, en donde los griegos almacenaban aquello que servía de ofrenda para el momento del culto. No eran creadores de nada, más que de si mismos, eran inmortales y se alimentaban de néctar y del humo de los sacrificios que se les ofrecía.